¿Qué es la hipnosis?

¿Qué es la hipnosis?

por Pablo Valente | Artículo

Etimología


El término “hipnosis” tiene su origen etimológico en el verbo “hypnon “ (del griego) que quiere decir “dormir o soñar”. Hypnon era también para los griegos una deidad menor que personificaba el sueño.

Definición


Existen varias definiciones de hipnosis que, aunque similares, tienen diferencias en los matices. Estas variaciones de matiz provienen, principalmente, de las diferentes “escuelas”, “modalidades”, (o maneras de entender la hipnosis), que han ido apareciendo a lo largo del tiempo y, también, de los diferentes contextos en los que se utiliza.


La ASCH (American Society of Clinical Hypnosis – www.asch.net) define la hipnosis de la siguiente manera:

La hipnosis es un estado de absorción interna, concentración y atención focalizada. Es como usar una lente de aumento (o lupa) para concentrar los rayos solares y hacerlos más poderosos. De manera similar, cuando nuestra mente está concentrada y focalizada, somos capaces de usarla de formas más poderosas.


La NCSCH (North Carolina Society of Clinical Hypnosis – www.nchypnosis.org), por su parte, dice:

La hipnosis es un estado natural de atención selectiva focalizada y, a pesar de ser 100% natural y normal, sigue siendo uno de los fenómenos más fascinantes de la mente humana. Nuestra habilidad para entrar en este estado único de consciencia abre la puerta a innumerables posibilidades de curación, auto exploración y cambio. La hipnosis, llamada de diferentes maneras en diferentes culturas y épocas, ha sido reconocida desde hace miles de años y usada con diversidad de propósitos.


Mi forma particular de entender y utilizar la hipnosis proviene, principalmente, de:


  • James Tripp (hipnosis sin trance),
  • Igor Ledochowski (hipnosis conversacional),
  • Jorgen Rasmussen (hipnosis provocativa),
  • David Calof (hipnosis post-Ericksoniana),
  • Stephen Wolinsky,

y los contextos de aplicación en los cuales la utilizo son el changework (trabajo de cambio) y el coaching.

Debido a estas influencias, mi definición de hipnosis es la siguiente:

La hipnosis consiste en el uso de la comunicación para dirigir la atención, liderar la cognición y modelar ideas, con el propósito de inducir una experiencia significativa de la realidad. – Pablo Valente

La focalización de la atención y de los procesos cognitivos permite y facilita el modelado de “ideas” a un nivel muy profundo de la mente (subconsciente) de la persona.


El modelado de estas ideas (y de las estructuras / asociaciones de significado, creencias, etc …) permite a la persona tener una experiencia diferente de la realidad.


La combinación de ambas cosas (modelado de ideas y experiencia significativa coherente y consecuente con esas ideas) hace que la persona pueda pensar, sentirse y actuar / comportarse de formas diferentes, (más positivas, más funcionales, más útiles, más enfocadas, etc…), conseguir mejores resultados y tener una mejor experiencia de su vida.

Sesiones


Para terminar, mencionar que existen varias ideas preconcebidas (y bastante popularizadas) en relación a cómo es y qué sucede en una sesión de hipnosis. Por ejemplo, la idea de que se han de cerrar los ojos, de que la persona hipnotizada está “dormida”, la idea de que se entra en un “estado especial” o “trance”, etc … Sin embargo, lo cierto es que nada de esto es necesario.


En mi forma de utilizar la hipnosis NO hay “trance”, (ni “dormir”), y las sesiones transcurren con la persona totalmente despierta y plenamente consciente. De hecho, la experiencia que la persona suele tener, es la de mantener una conversación (y, según el caso, realizar algunos ejercicios) que le resulta útil, reveladora, inspiradora, motivadora ...


Compartir en: